Espectro Invisible deMedea el
Sabiendo lo que significa ser mujer, artista y madre en este sistema en el que las mujeres, el arte y la maternidad se dejan a la cola,
¿Cómo concilias la maternidad y la creación en tu día a día? Como ejercicio propongo registrar 24 horas de tu vida, desde que te levantas hasta que te acuestas. Escribe en una hoja las horas y breves detalles de cuando pintas, maternas, limpias, cuidas, creas...
Nancy Gil , escritora, psicóloga.
▼Buenos Aires, Argentina

Telarañas

 

Existe en rincones de mi casa

una voluntad

que vuelve (una y otra vez) a tejer

sobre lo destruido

 

no es un signo de abandono

o un acto de magia

cada día el cuidado

una labor de hembras

no hay hombres

en este poema

solo arañas

 

caminando con prisa antes de la lluvia

unidas a sus casas de tela

lugar trazado por el instinto

algunas madres

en sacrificio se licúan hasta agotar

cada fragmento de su cuerpo

(como el cauce de un río seco)

son devoradas por sus crías al nacer

 

y dirán que es natural

cuando una cosa está

donde tiene que estar

se vuelve invisible.

 

Si de pronto todas las arañas

abandonaran sus casas

(una casa también puede ser una trampa)

ocuparían las avenidas las calles las plazas

el mundo se detendría a mirar

por fin

los hilos que mueven

la vida

sin dejarla caer.

 

[Imagen: bocetos de Louise Bourgeois sobre su proyecto de la Araña, inspirado en su madre.]

Elia Mervi, ilustradora
▼Castres, Francia

@eliamervi

"Una vez mi padre, de esas veces que venía a visitarnos, me dijo ‘Que mal te organizas’, me cabree. Con cualquier tipo de ayuda a más de 800 kilómetros de distancia, un bebé en la teta, una niña de seis años queriendo jugar y aprender y un deadline le odié y le grité ‘Cómo te crees que se hace esto? Alguna vez has tenido que hacer todo a la vez?’ Le dije. Mi enfado tenía parte de razón, parte de rencor, parte de orgullo. Porque es verdad, me organizo fatal. Qué voy a decir, el caos es permanente. Un equilibrio entre la Madre y la Artista, la una quitándole minutos a la otra, luchando a cualquier momento del día.

En vez de establecer horarios y rutinas me levanto cada día sin saber si voy a tener tiempo para acabar ese encargo o fuerzas para acompañar como quiero el aprendizaje y crecimiento de mis cachorras.

 

No elegimos la madre que somos, nuestra propia maternidad nos va enseñando según la Madre va dando la cara, y yo he aprendido que me entrego los tres primeros años de vida, la Artista cede más que la Madre en ese tiempo en el que considero a mis hijas bebés. No delego mucho ni pido ayuda, enferma del 'yo puedo!', pero llena de necesidad de ser yo quien les presente el mundo.

 

No es algo que haya decidido, igual que en parte no he decidido vivir de la creación. Voy dejando que las cosas vengan, lo que muchas veces me provoca una profunda frustración por no poder controlar las situaciones como quisiera. Hay días que quiero ser solo para ellas, con algunos minutos mentales para mis historias, hay otros días que sus constantes e inocentes demandas pueden conmigo y quiero huir…con la consiguiente llorera nocturna mientras las veo dormir, con la culpa observándome desde la esquina de la cama.

 

Sé que no es conciliación porque, como la mayoría de las artistas-madres (y madres en general), no tenemos las condiciones para que eso ocurra. Hacemos nuestra propia conciliación con lo que tenemos, encontramos todo tipo de caminos para que las dos partes sigan coexistiendo y no se tengan mucho rencor la una a la otra, incluso para que de vez en cuando ocurra la magia y se inspiren.”

 

Susana García Florez, poetísa
▼Barcelona, España

“Resumo en un rosario inconexo los hitos de mi día como madre y poeta.

 

Mis circunstancias me nutren y a la vez se alimentan del cuerpo que las asimila. Es un proceso extraño, agotador y con resultados siempre inesperados y sorprendentes.”

 

Michelle Petterson, artista multidisciplinar
▼Estados Unidos

"What motherhood looks like on paper."