Espectro Invisible deMedea el
Nos ven crear, projectar ideas en papel, muros, hojas escritas, movimientos de baile, notas de música... Sienten la frustración de un día malo y la alegría de un proyecto terminado.
¿Cómo influye nuestro arte y creación en nuestrxs hijxs y nuestra maternidad?
Susana García Florez, poetísa
▼Barcelona, España

"Cobijo seguro son las palabras,

Plumas de mis alas.

Me hacen volar alto, y a mis polluelos les alimenta escucharlas.

Mamá es poeta y vosotros también.

Vivís entre rimas y letras y un día volaréis con ellas"

 

Mey Clerici-Mujer Piñata, ilustradora
▼Argentina

“Dibujé con vos mientras tus movimientos en mi panza ni se percibían.

Dibujé con vos esquivando una panza enorme que no me dejaba casi mover.

Dibujé con vos entre llantos puérperos indescifrables.

Dibujé con vos con las tetas afuera y prendido a ellas con tu boca y tus manos.

Dibujé sin vos escondida un ratito en el baño para volver a encontrarme.

Dibujé con vos casi a oscuras para no despertarte.

Dibujé con vos acostada, sentada, parada, meciéndonos.

Dibujé con vos a upa llorando, riendo, queriendo quedarte con mi lápiz.

Dibujé con vos mirándote dormir.

Dibujé con vos enojada, frustrada y enamorada.

Dibujé con vos sobre vos, sobre mí, sobre nosotrxs.

Gracias por acompañarme en cada dibujo y en cada sensación. Gracias por inspirarme, mejorarme y abrir juntxs la puerta del juego infinito.

Felices dos años en este mundo que compartimos, hijo ☀️

Acá estoy, siempre.

Mamá Mey.”

Paloma Corral , ilustradora
▼Madrid, España

“Crear, dibujar y jugar con distintos materiales plásticos es algo natural en el ser humano, surge de forma espontánea cada día, a ratitos, igual que surge la necesidad de correr, saltar, gritar, comer, dormir…

Leo tiene al alcance de la mano todo tipo de materiales de calidad que uso en mi trabajo y que permito que use siempre que quiera. Creo que esto es una regalo; a menudo el material artístico destinado a les niñes es de mala calidad y eso les condiciona.

Por otro lado me gusta estar ahí más bien observando, a modo de asistente cuando lo necesita, cuando me pide algún material, que le cambie el agua, que le de otro pincel… Intento no condicionarle, ni guiarle, ni “enseñarle” a dibujar, ni indicarle que colores salen mezclando ciertos colores, ni decirle cómo se utiliza tal o cual material porque sería matar su verdadera expresión plástica, robarle sus descubrimientos que se van

dando de forma espontánea. Es precioso ver su carita cuando descubre cosas.

Cuando quiero mostrarle alguna técnica, preparo el espacio y simplemente me pongo yo a usarla y él por pura curiosidad e imitación se pone conmigo a experimentar.”

 

Elia Mervi, ilustradora
▼Castres, Francia

@eliamervi

"Si algún ser puede entender la creación esos son lxs ninxs.

Los adultos han dejado esa fase de crecimiento atrás, en la que sus cerebros están abiertos a todos los estímulos y en la que todo lo que se mueva, cambie y crezca les parece emocionante. Por lo general una especie de ranciedad llega en la edad adulta...pero creo (y veo) que lxs niñxs siempre están en ese estado de creación constante, en sus mentes y con sus cuerpos. Utilizan la creatividad en su crecimiento porque no solo nos imitan, también inventan constantemente.

Crecer en un ambiente/espacio en el que se crea puede influenciar de manera importante en una niña o niño, sobretodo porque hay una gran carencia de esta educación creativa y emocional en el sistema educativo y en el sistema.

Poder coger materiales-instrumentos-libros, poder preguntar directamente cómo se dibuja, cómo se escribe, cómo se toca y verlo en directo les enriquece de una forma infinita, porque el arte tiene un gran poder e importancia en el desarrollo. De hecho normalmente van un paso por delante de nosotras, en soltura y creatividad.

Sensibilidad, saber reconocer y expresar sentimientos, tener una herramienta para hacerlo... No creo que haga falta ser artista para inculcarles el arte y la creación a lxs ninxs, pero sí que tienen una especie de ventaja los que ven su proceso en casa.

 

Como pensamiento personal diría que veo cómo nos observan, cómo les impresiona vernos pintar y crear, como nos conocen mejor a través de nuestra obra, lo que experimentan al sentirse partícipes de ella, aunque sea como espectadores, o trayéndote el lápiz que no alcanzas a coger.

He visto la cara de mi hija cuando le he preguntado si debía poner un color u otro, se le hincha el pecho de orgullo, intuye la importancia del momento, de la creación, percibe que no es solo hacer un dibujo, si no que eso que creo lleva una parte de mi y tiene un objetivo.

Cuando nos ven crear, inaugurar una exposición, subirnos a un escenario o firmar libros nos ven completas, ven el otro importante pilar que nos compone."

Dana Jasovich, ilustradora
▼Barcelona, España

“Desde la panza Malena me acompaña en las clases, luego de bebé, y ya desde muy pequeñita sabe fabricar sus propias pinturas, cuidar el material, experimentar y ensuciarse muchísimo y luego limpiar, como parte del mismo juego sensorial. También sabe desde pequeña casi instintivamente respetar mis trabajos.

 

A día de hoy, cuando termino una clase en casa y no está, me pide que deje el material sobre la mesa del taller así entonces aprovecha para hacerla ella también. Me gusta mucho que tenga al alcance técnicas que normalmente no son infantiles. Que tenga a disposición los mismos materiales que uso yo.

Cuando dibujo, muchas veces me acompañan -ahora también su hermano- y compartimos el mismo espacio y los materiales. Y otras veces simplemente se quedan a mi lado y observan, y reflexionamos sobre el proceso y me desestructuran... siempre.

 

Tener tan cerca y cotidiano el arte y la creatividad (también el papá es músico), siento que les aporta una visión muy amplia y sensible de la vida.”